Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Dieta si eres runner

» » Dieta si eres runner

En los últimos meses ha habido un incremento substancial de personas que han apostado por dedicar un mayor tiempo a la realización de actividades físicas, no obstante hoy vamos a hablar sobre una de las modalidades que consideramos, más ha ido creciendo vs el año anterior, nos referimos al running o lo que se entendería como salir a correr.

Este tipo de actividad física implica un gran desgaste a nivel físico, es por ello que una alimentación adecuada tanto antes de realizar dicha práctica deportiva como después, son importantes para mantenernos en un estado de salud óptimo y evitando complicaciones relacionadas con el cansancio y / o el agotamiento. En este artículo vamos a ver pues algunos de los alimentos que a partir de ahora deberíamos empezar a incorporar en nuestra dieta si somos runners, algunos que deberemos eliminar de forma gradual o rápida según nuestra capacidad y fuerza de voluntad, y otros que si bien no han de estar siempre presentes, pueden permitirnos salir de un momento de flaqueza en cuanto a comida se refiere.

En primer lugar vamos a ver cuales son los productos alimentícios que hasta la fecha podíamos comer pero que a partir de hora vamos a tener que ir retirando de nuestros armarios y de nuestras listas de la compra. En primer lugar y como muchos ya podrán predecir, la bollería es un caso muy claro de producto a eliminar, su alto contenido en azúcar y su nula capacidad de aportarnos nutrientes o vitaminas lo hacen un alimento vacío, por otro lado otros productos con alto contenido en azúcar como pueden ser las chucherías, helados, productos con chocolate, etc., estarán en el mismo saco y deberemos sacarlos de nuestra dieta cuanto antes. Al margen de estos también bebidas alchohólicas y con gas no serán recomendables.dieta_runner

Por otro lado y ahora desde el punto de vista de alimentos a incluir en nuestra dieta, destacar en primer lugar la necesidad de hidratarse por tanto el agua, concretamente en una cantidad de entre 2 y 3 litros diarios, deberá ser nuestra bebida predilecta por no decir prácticamente la única. Al margen de ello, en cuanto a alimentos se refiere, el pescado, así como las verduras han de ser platos que tomemos entre 2 y 3 veces por semana, en el caso de las verduras podemos hacerlas al vapor y el pescado a la plancha eso sí, obviando el uso de salsas y demás productos que recargen al alimento y le quiten sus funciones originales o las contrarresten. También la carne será bienvenida, especialmente la roja en cuyo caso podremos complementar nuestra dieta con su ingesta en otras 2 ocasiones semanalaes y ya únicamente nos faltarían 2 o 3 días a complementar con otros productos como pueden ser algunos de contenido en hidratos de carbono para la energía.

En momentos puntuales de flaqueza, podemos hechar mano de frutas, zumos naturales o barritas energéticas para pasar el momento y aguantar hasta la hora de la comida o cena.